jueves, 29 de diciembre de 2011

Hermandad de la sangre

Severian De Foncé hubiera sido supersticioso, aquel viernes 13 de octubre de 1307 hubiera dejado el ataque de la fortaleza templaria para mejor ocasión. Pero no, él era un mercenario francés a las órdenes del rey Felipe con una sola misión, recuperar los tesoros de la orden del Temple para ponerlas a disposición del rey español a cambio de una gran recompensa que le permitiría casarse con Marie, una aristocrática niña rica acostumbrada al buen vivir. Y si, Dios lo quisiera, conseguía encontrar el Santo Grial, su fama y fortuna sería inmensa…

Sin embargo, lo que Severian y el resto de caballeros encontraron en aquel lúgubre sótano no fue la fama, sino la muerte… O peor aún, la inmortalidad oculta en el fondo de aquel cáliz maldito, que los convirtió a todos ellos en vampiros y los obligó a vagar en la noche con un único sustento, la sangre del resto de la humanidad.

Aquella transformación trajo consigo deshonra, muerte y destrucción, pero las firmes creencias religiosas de nuestro protagonista le mantuvieron vivo, o mejor dicho, en estado latente, en perpetuo balanceo entre el bien y el mal. Y también le otorgó una nueva identidad, un nuevo nombre, Chapel.

Casi seiscientos años más tarde Prudence Ryland ha encontrado indicios suficientes para hallar el Santo Grial en unas ruinas próximas al hogar de su familia en Cornualles (Inglaterra). La muerte la acecha, un cáncer pernicioso quiere impedir a la joven alcanzar el nuevo siglo, pero ella cree haber encontrado una solución, si la leyenda es verídica, al beber del cáliz que recogió la sangre de Cristo alcanzará la inmortalidad y sus dolores pasarán a ser historia.

Apoyada por su padre y sus tres hermanas y con la ayuda de su amigo, el historiador Marcus Grey, dedicará sus últimos esfuerzos a conseguir la reliquia. Pero la Iglesia Católica se ha enterado y no está dispuesta a que nadie le arrebate lo que le corresponde por derecho (y mucho menos a que, en caso de que lo que hallen sea el Grial Maldito, una nueva horda de vampiros campe por el mundo alimentándose de humanos), por lo que envía a dos emisarios para que supervisen las labores arqueológicas.

Cuando Prudence ve por vez primera a Chapel casi no puede creerse que no sea un monje o un religioso. Letal en su masculina belleza le hace reconocer emociones y anhelos hasta entonces nunca sentidas. La pasión y el deseo de no dejar nada pendiente que precede a la muerte, se desatan con una fuerza tan inusitada, que la prudencia que proclama su nombre será la antítesis a su forma de actuar.

Por su parte Chapel, al conocer a Prudence, siente que su maltrecho control se tambalea. Un hambre feroz le asalta y su maldición parece a punto de desbordarse, sólo sus rígidas convicciones pueden salvar a la muchacha de que sus puntiagudos caninos se incrusten en su tierno cuello.

Las mismas convicciones que, más tarde y después de que ella descubre su verdadera esencia, le impedirán a él arrebatársela a la muerte.


 Cuando el vampiro Bishop regresó a Rumanía después de siglos de ausencia no pudo imaginar que se convertía en el priosionero de la cazavampiros Marika. Pero tampoco pensó que sería capaz de arriegar su vida por salvar a ella. Marika ha dedicado todos sus esfuerzos a perseguir monstruos. Pero un día se da cuenta de que Bishop es su único aliado... y el único hombre que podría llegar a adueñarse de su corazón.
  

A una de las cazadoras más letales de vampiros, Marika la han contratado para que capture a Bishop uno de los vampiros con más poder que existe y que ha regresado a Rumania tras siglos de ausencia.
El odio que Marika siente hacia lo que ella consideran que son monstruos le nubla el juicio sin darse cuenta que esta haciendo exactamente lo que desean las personas que la contrataron, la Orden de la Palma de Plata. Durante años han estado detrás de los cuatro vampiros que bebieron directamente del cáliz, porque son los más poderosos. Ahora también desean secuestrar a Marika, al saber que es una dhampyr, mitad humana, mitad vampiro.
Al Marika capturar a Bishop los tendrán a los dos en la palma de la mano.
A mismo tiempo que entiende su error la cazadora se encuentra con que el vampiro es su único aliado y tendrá que confiar en el para salir de la trampa.
Tras tantos siglos de vagar por el mundo Bishop pensó que ya no habia nada que lo hiciera querer vivir, hasta que conoce a Marika, esta le calienta la sangre, hace renacer el deseo tanto tiempo muerto en el y sobre todo, y lo que más teme hace que quiera tenerla a su lado para siempre.

Saint llegó a Londres en busca de un poco de paz, sangre y, tal vez, algo de compañía femenina. Nunca quiso vengar los asesinatos de dos prostitutas, y mucho menos pidió el reproche que ve en los ojos de Ivy Dearing. Aunque, el deseo que ve en ella despierta un ansia en su interior muy distinta a todo cuando conoce. No es el único hombre cautivado por los considerables encantos de Ivy, pero sí tiene intención de ser el único que ocupe su cama. Y cuando el perturbado al que persigue ponga su atención en Ivy, Saint lo arriesgará todo, incluso su inmortalidad, para salvar a la mujer a la que ama

Reign nunca había conocido a una mujer tan bella y tentadora como Olivia Gavin. En su noche de bodas, ella le ofreció su corazón y él, a cambio, atravesó con sus colmillos el blanco cuello de la joven para ligarla a él eternamente. Olivia, asustada y dolida, escapó.

Pero ahora ha vuelto. Necesita, no importa a qué precio, que Reign la ayude a recuperar a su querido sobrino. La condición que le impone su esposo es sencilla: debe compartir su lecho una vez más...

A medida que la pareja redescubre la pasión que los había unido, una oscura amenaza se cierne sobre ellos. ¿Conseguirán esquivar al peligroso enemigo que pretende destruirlos?

----------------------------------------------------------------------------------

Han pasado treinta años desde el fatídico día de la boda de Reign. Treinta años desde que se casó con una mujer que primero le robo el corazón y luego trató de atravesarselo con una daga. Treinta años desde que no ve a su esposa, Olivia. Y justo entonces, en el aniversario de ese día ella aparece de nuevo frente a él pidiéndole su ayuda para salvar la vida de su sobrino. Y al igual que en el pasado, Reign es incapaz de negarse a ella.

Para Olivia no hay nada más difícil que pedir la ayuda de Reign, pero su sobrino James, el único que queda con vida de su familia y al que ha criado como su propio hijo ha sido raptado. Y los secuestradores solo quieren una cosa, a su marido. Un hombre que la traicionó la misma noche de bodas al obligarla a convertirse en vampiro, un hombre a quien ha odiado durante treinta años por engañarla y hacerla creer que la amaba. Ella está dispuesta a todo por tener de nuevo a James a salvo, incluso entregarles a Reign.

Sin embargo Olivia no contaba con los remordimientos ni con otros sentimientos ya olvidados que se cuelan en su interior cuando está con él. Sentimientos que no puede permitirse si quiere rescatar al ser que más le importaba, aunque... ¿es eso realmente cierto?

Ambos se embarcan en la búsqueda de James, sin sospechar que detrás de todo se halla de nuevo la Orden de la Palma de Plata. Reign que en cierto modo se siente culpable está dispuesto a ayudarla, pero confiar en ella es otra cosa. Y sin embargo, ninguno de los dos puede resistirse a las caricias del otro, lo que será el inicio de un acercamiento que puede provocar la muerte de uno de los dos.

Olivia empieza a darse cuenta de que se enfrente a una de las decisiones más difíciles de su vida: Deberá elegir entre Reign, el hombre a quien nunca dejó de amar, y James, que es para ella como su propio hijo.

(Este no lo leí... personalmente, nunca me ha gustado las historias donde la mina abandona al tipo y luego tiene que volver a regresar... a ver... habías hecho de todo para ser vampiro y vivir con él y lo dejas???? BOLUDA)


Hace siglos que el Grial de la Sangre marcó el destino de Temple: él sería el vampiro que dedicaría su vida a proteger el magnífico cáliz. Desde aquel momento, muchos enemigos han tratado de atraparlo, pero sólo Vivian ha conseguido adormecer sus sentidos y resquebrajar su poder. El vampiro se siente atraído por la joven, pero ella debe lealtad a Rupert, su padre adoptivo y el más poderoso rival de Temple.



Está todo para descargar en quedelibros. 
Quedelibros
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario